miércoles, 20 de marzo de 2013

Día del Padre: COMPOTA DE MANZANA

Durante esta semana y, como celebración del Día del Padre, hemos trabajado en clase el cuento "COMPOTA DE MANZANA", que ahora os recomendamos. Un cuento maravilloso y familiar para todos los padres, que también son hijos. Mi papá es fuerte y tiene manos tibias que saben a compota de manzana. A veces sus manos se enfrían y aparece un papá tormenta: “¡Haz los deberes!, ¡apaga el televisor!”. A veces se calla y sus manos dibujan rayos en el cielo. Pero un papá tormentoso no dura mucho.
"A mi papá me lo regalaron. Estaba allí cuando nací y todavía lo tengo." Así comienza este libro antes de comenzar el cuento. Compota de manzana es un libro que hace grande el universo único que se establece entre un padre y un hijo. Tomás es el nombre de este niño que las ilustraciones presentan expresivo, sincero y simpático. Es quien narra la historia y define a su padre contando aquello que realizan juntos siempre desde la fascinación que un padre provoca en su hijo. Todo posee un tono halagador, incluso su aliento a coliflor o cuando se queda tan dormido que no oye su voz que le llama. Pero a veces el padre se convierte en papá tormentoso. Y sus brazos rayo mandan a hacer deberes, recoger los juguetes o meterse en la habitación. "Papá tonto" no es del gusto de Tomás así que sale en busca de otro papá. Uno nuevo, de mejillas suaves, músculos duros y manos tibias. Pero tranquilos, que esto es solo pasajero. Aquí os dejamos su presentación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin